Para realizar la reparación Saneamos las roturas desde su inicio y aportamos después con un material compatible con el de la culata. Posteriormente realizamos el mecanizado de la culata obteniendo un resultado con la misma garantía.

El buen estado de la culata del motor de nuestro vehículo es imprescindible para el correcto funcionamiento del mismo, ya que, actúa como tapa del bloque motor y además sobre ella se asientan válvulas de admisión y escape, conductos de refrigeración, cigüeñal, eje de levas y hasta la precámara de combustión si el vehículo la lleva; de manera que cualquier avería que sufra la culata podría transmitirse al resto de componentes disparando aún más el precio de la reparación.

El costo de sustituir una culata es realmente elevado, no sólo por el valor de la pieza en sí, sino por la cantidad de horas de mano de obra que requiere y los numerosos componentes que deben ser reemplazados cuando ésta resulta perjudicada.

Rectificar la culata contempla todas las operaciones necesarias para la reparación de una culata que ha estado funcionando y encontrandose en buenas condiciones se mecanizan y sustituyen las partes necesarias para que pueda seguir funcionando en condiciones óptimas.